lunes, 2 de noviembre de 2009

Teresa Forcades y las Teorías de Conspiración

Como muchos sabréis, hace poco una monja llamada Teresa Forcades, licenciada en Medicina, ha publicado un interesante vídeo sobre la Gripe A:

http://www.vimeo.com/6790193


Recientemente, un artículo del periódico El País ha tradado de desacreditarla, intentando tachar sus teorías de "Teorías de Conspiración":

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Desmontando/monja-bulo/elpepusoc/20091101elpepisoc_1/Tes


 Bien, todo esto no es muy nuevo. Siempre hemos tenido dos versiones de la "realidad" (normalmente opuestas): la versión oficial de los medios de comunicación y las teorías de conspiración.

Normalmente la gran mayoría de la gente acepta la versión oficial, con las pequeñas excepciones que nos "permiten" como criticar al PP o al PSOE, etc.

Una minoría (cada vez mayor), que por diversos motivos desconfía de la versión oficial, va encontrando en Internet información muy distinta e incluso opuesta, que en resumen dice que la versión oficial es falsa y que todos somos víctimas de un gigantesco engaño (en muchos aspectos diferentes) por parte de corporaciones y gobiernos. A esto se le llama "Teorías de Conspiración".

Todo esto no es nuevo y muchos lo sabéis. Sin embargo, creo que hay que decir algo nuevo al respecto de las Teorías de Conspiración:

¡Son tan falsas como las versiones oficiales!

Me explico: creo que los gobiernos saben perfectamente que no sirve de nada ocultar la información y censurar. Ha habido muchos casos en la historia donde la gente se ha reunido en la clandestinidad ante la dictadura, promoviendo movimientos revolucionarios.

Por eso, hay algo que los teóricos de conspiración no acaban de ver: se les permite actuar y se permite Internet porque les interesa a los gobiernos que sea así.

¿Cuál creo que está siendo la forma de proceder de los gobiernos en estos momentos, usando las teorías de conspiración como una herramienta más igual que las versiones oficiales?

Fácil, si juntamos todas las piezas, obtienen los siguientes beneficios:
* La gente que habla en Internet sobre dichas teorías "pierden la fuerza por la boca" y se desahogan, reduciendo la probabilidad de revueltas sociales reales.
* La gente que cree en una teoría de conspiración pasa fácilmente a creer en otras. Por ello, creo que los gobiernos se inventan teorías de conspiración falsas y exageradas. Con ello logran que muchos teóricos se las traguen, pudiendo fácilmente ponerlos en ridículo y desacreditarlos ante la opinión pública como "conspiparanoicos".
* Los gobiernos pueden saber cuántos teóricos de conspiración hay, ya que mucha charla conspiratoria se produce públicamente en Internet, e incluso podrían llegar a saber quiénes son. Es perfecto para ellos poder identificar potenciales líderes revolucionarlos.

Por ello, recomiendo a todo el mundo tener en cuenta lo siguiente:
* Lo opuesto a una mentira no tiene por qué ser la verdad, puede ser otra mentira de carácter opuesto. Por ejemplo: versión oficial "La Tierra tiene forma de pera", versión teórico-conspiratoria: "No es cierto que la Tierra tenga forma de pera como dice el Gobierno, realmente tiene forma de plátano y además es hueca!"
* En cualquier versión "oficial" siempre hay una parte de verdad, aunque sea pequeña.
* En cualquier teoría conspiratoria siempre hay una parte de verdad, aunque sea pequeña.
* La mayor parte de ambas, es falsa o está gravemente tergiversada.
* No existen pruebas y datos objetivos prácticamente acerca de nada. Ni la Historia ni la Ciencia son 100% fiables. Por ello, a la hora de escoger las fuentes de información, increíblemente llegamos a una cuestión de fé!!. ¿Nos creemos lo que dice Fulano o lo que dice Mengano? Sí, pero Mengano tiene pruebas. ¿De dónde han salido dichas pruebas, de un organismo oficial del que pensamos que nos engaña? Al final la calidad de las pruebas suele tener un 30% de objetividad y un 70% de subjetividad, incluso las científicas.
* Por todo lo anterior: observa tu entorno, habla con la gente, infórmate con casos de primera mano que te rodean, no a través de medios de comunicación. Con esos datos reales, contrasta la versión oficial y las teorías y saca tus propias conclusiones.
* Usa la poderosa herramienta que tenemos llamada razonamiento.
* Usa la aún más poderosa herramienta que tenemos llamada intuición. Aunque es más difícil de usar y parece menos de fiar, funciona mucho mejor de lo que creemos.

Sobre lo de Teresa Forcades, creo que tiene razón en muchas cosas que dice, pero se ha dejado influir por otras teorías de conspiración que ha comprobado menos y ello ha dado pié a mucha gente para desacreditarla. Mi opinión personal al respecto es que todo el mundo debería ver su vídeo e informarse todo lo posible antes de decidir ponerse la vacuna.

Por descontado, si el Gobierno nos obliga a ponernos la vacuna, me opondré con todos los medios a mi alcance. Tenemos el derecho a defender nuestra vida, integridad física y dignidad ante cualquiera, incluído el Estado.

Saludos a todos.

Monarkan.

5 comentarios:

  1. Hola Monarkan,
    Me ha gustado mucho tu artículo. Creo que tienes razón, hemos de utilizar nuestra capacidad crítica, nuestra capacidad de razonar.
    Creo que no es tan difícil. Además de la información, tenemos a nuestro alcance nuestra experiencia, nuestros recuerdos, aquellas "verdades absolutas" que no nos acababábamos de creer -vease "armas de destrucción masiva"- y que se confirmó que no eran más que una gran mentira.
    No creo en teorías de conspiración -aunque deberíamos analizar qué son en realidad- Creo que esto no es más que un caso de codicia e intereses comerciales, así de chungo.
    Lo malo no es que hayan aterrorizado a la población, si no que gente que cree en la versión oficial -y en muchos casos con escasos acceso a medios no oficiales- va a sufrir los efectos secundarios (que decía Milton) del gran negocio del siglo XXI
    Si te apetece, visítame, mi blog no es monográfico sobre este tema, pero ultimamente solo me interesa esto.
    Un saludo

    Wanza

    http://wanzakilulu.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Hola Monarkan
    Puede que tengas razón, pero préstate unos minutos y analiza de donde vienen tus prejuicios:

    -De un verdadero espíritu crítico en busca de tu verdad.
    -De un natural rechazo a todo lo que contradiga tu actual sistema de creencias.
    -De la fácil inercia en seguir la proclamas oficiales o ampliamente reconocidas.

    Por ejemplo quien cataloga una versión como "conspirativa", o como "teoría".
    La mayoría de las veces esas versiones no oficiales están mejor contrastadas y apoyadas por datos que las oficiales, y si tienen auge es simplemente por que dan respuesta a muchas preguntas.
    Discernir lo verdadero quizás sea utópico, pero señalar lo falso es fácil.
    Las mentiras difícilmente explican la realidad, siempre dejan flecos y cuando tiramos de los hilos se derrumban completamente, para evitarlo sus defensores improvisan apresuradamente entrando en contradicciones o descalificando como única arma.

    Quizás muchas de estas "teorías" no sean completamente ciertas ¿y que lo es?, lo importante son las personas y no su sistema de creencias. No me importa lo que crean mientras sienta que me respetan tanto como yo a ellas. De esta forma se rompe el pensamiento único y las ideas corren libremente y sin prejuicios enriqueciéndonos a todos. Quien sienta miedo por esto es únicamente por que su sistema de creencias lo tiene tan esclavizado que le aterra cualquier cambio, esto es lo que yo llamo fanatismo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Por cierto se me olvidaba, tu articulo es en si mismo una "teoría conspirativa" tal como la defines (no lo tomes a mal) y entra dentro de la subcatalogación conspiranoia de la conspiración.
    No creas que es nuevo tu punto de vista es muy recurrente en este mundillo y bien entendido es sano y constructivo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola, Epicuro.

    Obviamente mi artículo no es más que una teoría conspirativa, ya que contradice las "oficiales" e implica una conspiración para generar teorías conspirativas falsas o exageradas que desacrediten a quienes defienden las teorías conspirativas genuinas.

    A lo que me refiero con mi artículo es a que muchas personas entran en el "lado oscuro" de las teorías conspirativas, dejando de lado el razonamiento y el análisis crítico y creyéndose cualquier barbaridad como acto de fé, por el simple hecho de que va en contra de la "oficialidad"

    Con ello se pierde el verdadero significado de las teorías conspirativas genuinas, basadas en el razonamiento y en el análisis. Se pasa al "lado oscuro" de las emociones sin cerebro. Lo sé porque durante un tiempo, al principio, también me pasó. Es muy fácil caer en ello y puede llevarte a una paranoia sin sentido e improductiva.

    Lo mejor es observar tu entorno, hablar con la gente que te rodea y comparar, analizar hasta llegar a tu propia conclusión: ni aceptar la versión oficial "facilona" de TV y periódicos, ni tampoco cualquier teoría conspiratoria burra, también "facilonas" por lo mismo.

    Evidentemente la búsqueda de la verdad no es fácil y todos nos equivocamos. Pero para guiarnos lo mejor es seguir el método científico, ya que éste nació originalmente para separar la verdad de los muchos charlatanes que había en la época. Desgraciadamente hoy en día pocos "científicos" usan realmente dicho método, sino más bien el método de los dólares, la fé en la Ciencia como una religión y la corrupción más triste y denigrante.

    Saludos. Monarkan.

    ResponderEliminar