sábado, 7 de noviembre de 2009

Los Límites de la Ciencia

Aunque estoy 100% a favor del método científico, ya que es el único sistema conocido que permite buscar la difícil verdad entre la ciénaga de creencias, medias verdades y engaños clamorosos, hay que reconocer que la Ciencia tiene límites, por poco que nos guste pensarlo.

Veamos: para avanzar, necesitamos teorías que se comprueban con la evidencia de las pruebas científicas. Sin embargo, nos estamos acercando a los límites de las pruebas propiamente dichas.

Sobre la teoría de la Relatividad. ¿Por qué se sigue llamando “teoría” en lugar de “ley de la Relatividad”? En realidad, pese a los pocos y mal realizados experimentos y observaciones que sirven de temblorosa base para “demostrar” dicha teoría, estamos muy lejos de acercarnos lo suficiente a la velocidad de la luz para poder demostrarlo.

Es cierto que en los aceleradores, se lanzan partículas subatómicas a casi la velocidad de la luz, produciéndose fenómenos “compatibles” con la teoría de Einstein, pero sin embargo el grueso de su teoría sigue sin haberse verificado a ciencia cierta.

Lo mismo ocurre con los objetos muy pequeños o muy lejanos, donde las únicas pruebas que tenemos son extremadamente indirectas. Sólamente el análisis de los datos indirectos requiere “suponer” gran cantidad de cosas para llegar a conclusiones. Es decir, se necesitan teorías para interpretar los resultados experimentales y eso nos lleva a la “pescadilla que se muerde la cola” en la Ciencia: una teoría se basa en otra teoría igualmente sin el fundamento suficiente.

Por ello, cada vez más la Ciencia se está convirtiendo en una cuestión de Fé, lo cual me parece muy preocupante ya que en lugar de admitir sus límites, se empeñan en posturas de inmovilismo y exclusión de otras perspectivas (igualmente indemostrables, por supuesto).

Por ello, considero plausible que la Teoría de la Relatividad esté equivocada, aunque no puedo demostrarlo por falta de pruebas, pero siento una corazonada acerca de ello.


Saludos. Monarkan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario