domingo, 8 de noviembre de 2009

El Negocio de hacer de Pago lo que era Gratuito

El negocio más grande que existe es convertir algo que era gratuito y estaba libremente accesible en la naturaleza, en un bien de consumo previo pago de su importe.

Por ejemplo: pagar por el agua embotellada, al ser de muy mala calidad el agua del grifo y mejor no hablar del agua de los ríos e incluso de muchos pozos.

Ese negocio ya hace mucho tiempo que llegó a las farmacéuticas. El asunto es simple: si te pones enfermo, toma medicamentos, antibióticos, antivirales, etc. Si no quieres ponerte enfermo, ponte una vacuna.

Ese argumento puede ser válido hasta cierto punto. No podemos negar las ventajas que nos han traído los medicamentos, eso es indudable. Pero el negocio y el problema es la dependencia de los mismos que se está generando.

Los antibióticos y antivirales, al ser de diseño fijo una vez embotellados, no pueden adaptarse a las nuevas cepas que se van creando en el mundo, por lo que necesitamos que las farmacéuticas cambien su formulación constantemente, creando una dependencia considerable de las mismas.

Lo curioso del tema es que en realidad, nosotros tenemos un sistema inmunológico "de fábrica", resultado de millones de años de evolución y que se adapta constantemente a los cambios de los agentes patógenos. Aunque no es perfecto y por ello enfermamos de vez en cuando, funciona mucho mejor de lo que creemos.

Quizás la solución real a la gripe, cáncer y muchas otras enfermedades no está en sustituir el sistema inmune por vacunas y medicamentos, sino en buscar la forma de reforzar y potenciar nuestro propio sistema inmunológico para que se defienda él solito.

Claro que esto no es precisamente del agrado de la industria farmacéutica, para quienes el sistema inmunológico es prácticamente un estorbo que sería mejor eliminar si fuera posible.

Saludos. Monarkan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario